viernes, 14 de agosto de 2015

PELICULAS CULINARYCHEF

Gracias a las mi curso de cocina, he podido ver alguna película entera, si digo entera, por que con tres niños es complicado.
Una de la primeras que ví fue Julie & Julia es una comedia biográfica estrenada en 2009, escrita y dirigida por Nora Ephron, está protagonizada por Meryl Streep y Amy Adams. La película describe los acontecimientos en la vida de la chef Julia Child en los primeros años de su carrera culinaria, en contraste con su vida Julie Powell, quien aspira a cocinar todas las 524 recetas del libro de cocina de Child durante un año(wikipedia).
Me hace gracia, por esta peñícula dura muchísimo y alguien me dijo que había estado sonriendo, por lo menos 2 horas. La verdad es que me encantó, fue la primera vez que escuché "Boeuf Bourguignon" luego me tocó hacerlo en clase unas cuantas veces.





Boeuf Bourguignon, la receta

receta adaptada de Julia Child

175 gr. de panceta ahumada
1 cda. de aceite de oliva
750 gr. de carne magra para estofar
1 zanahoria
1 cebolla
1 cdta. de sal
1/7 cdta. de pimienta
2  cdas. de harina
3 tazas de vino tinto
2 o 3 tazas de vino caldo de carne
1 cda. de concentrado de tomete
2 dientes de ajo
1/2 cdta. de tomillo
1 hoja de laurel
Corteza de panceta
18-20 cebollitas blancas glaseadas
500 gr. de champiñones frescos
unas ramitas de perejil

- Quitar la corteza de la panceta y córtala en palitos de 5 mm de ancho por 4  cm de largo.  Escaldar la corteza y la panceta durante 10 minutos en 1,5 l de agua.  Escurrir y secar.
- Precalentar el horno a 230º
- Saltear la panceta en el aceite a fuego moderado durante 2-3 minutos para que se dore un poco.  Retirarla con un cucharón perforado y reservarla.  Apartar la cazuela del fuego.  Volver a calentar la grasa hasta que empiece a humear antes de saltear la carne de buey.
- Secar la carne con papel de cocina y saltear por tandas en el aceite y la grasa calientes hasta que los trozos estén bien dorados por todos los lados.  Reservar junto con la panceta.
- En la misma grasa, dorar las hortalizas.  Quitar la grasa del salteado.
- Poner de nuevo la carne de buey y la panceta en la cazuela y salpimentar.  Espolvorear con la harina y darle unas vueltas para que cubra ligeramente la carne.  Colocar la cazuela destapada en la parte media del horno precalentado y dejarla unos 4 minutos. Sacar la cazuela y poner el horno a 165º.
- Verter el vino y el fondo o caldo suficiente en la cazuela para cubrir más o menos la carne.  Añadir el concentrado de tomate, el ajo, las hierbas aromáticas y la corteza de la panceta.  Llevarlo a punto de ebullición en el fogón.  Tapar la cazuela y meterla en la parte inferior del horno precalentado.  Regular la temperatura de forma que el líquido se mantenga al borde de la ebullición durante 2’5 o 3 horas.  La carne estará hecha cuando pueda pincharse fácilmente con un tenedor.
- Mientras se hace la carne, preparar las cebollitas (1) y los champiñones (2)
- En  cuanto la carne esté tierna, pasar el contenido de la cazuela por un tamiz o colador sobre un cazo.  Enjuagar la cacerola y poner de nuevo en ella el buey y la panceta.  Distribuir las cebollitas y los champiñones encima de la carne.
- Desengrasar la salsa.  Dejarla 1 o 2 minutos a fuego lento e ir quitándole la grasa que aparezca.  Deben quedar aproximadamente 2’5 tazas de salsa con cuerpo suficiente para adherirse ligeramente a una cuchara.  Si la salsa aún está clara, darle unos hervores.  Si se ha espesado demasiado, agregarle unas cucharadas de fondo o caldo en  conserva.  Probar por si hay que rectificar la sazón.  Repartir la salsa por encima de la carne y las hortalizas.
- Tapar la cazuela, ponerla a fuego lento 2-3 minutos y añadirle salsa de vez en cuando.  Servir en cazuela o disponer el estofado en una fuente con patatas, fideos o arroz alrededor, todo espolvoreado con perejil.
(1) Preparar las cebollitas
Ingredientes: 18-24 cebollitas blancas, 1’5 cdas. de mantequilla, 1’5 cdas de aceite de oliva, 1/2 taza de caldo de carne, sal, pimienta, un atillo de hierbas aromaticas (perejil, laurel, tomillo)
Cuando la mantequilla y el aceite burbujeen en la sartén, agregar las cebollas y saltearlas unos 10 minutos, dándoles unas vueltas para que se doren por todas partes.  Tener cuidado de no romperles la piel.  Es muy dificil que se doren de manera uniforme.
Brasearlas, verter el líquido, salpimentar al gusto, añadir el atadillo de hierbas aromáticas.  TApar la sartén y dejarla 40-50 minutos a fuego lento, hasta que las cebollas estén totalmente tiernas, conservando la forma, y el líquido se haya evaporado.  Desechar las hierbas aromáticas. (Añadir al guiso en el punto indicado)
(2) Preparar los champiñones
Ingredientes: 2 cdas. de mantequilla, 1 cda. de aceite de oliva, 250 gr. de champiñones frescos
Poner en la sartén la mantequilla y el aceite a fuego vivo.  En cuanto disminuya la espuma de la mantequilla, echar los champiñones.  Agitar la sartén durante 4-5 minutos.  Apartar del fuego cuando se hayan dorado ligeramente.  (Añadir al guiso en el punto indicado)

He aquí, la receta tal y como viene en el libro de Julia Child. 


UN VIAJE DE 10 METROS


Otra pelicula, que me cautivó fue esta, tengo que dar las gracias a mis amigos Beatriz e Ignacio, por el descubrimiento.










 Hundred-Foot Journey’ (en España ‘Un viaje de diez metros’), y narra la historia de una familia de Bombay, propietarios de un pequeño restaurante, que a causa de una desgracia familiar emigra a Europa y que, por casualidad, recala en un pequeño pueblo de los Alpes franceses, donde está ubicado el famoso “Le Saule Pleureur”, un restaurante francés clásico con una estrella Michelin, cuya propietaria es la viuda Madame Mallory (Helen Mirren).
Cuando Papa Kadam, el cabeza de familia, decide que van a establecerse en ese pueblo y comprar un antiguo edificio para reconvertirlo en un restaurante llamado “Maison Mumbay”, Madame Mallory no se lo pone nada fácil, e intenta sabotearle en el día de apertura, comprando todos los ingredientes necesarios para cocinar sus platos.
Desde ese momento empieza una guerra fría entre ambos, sazonada de divertidas anécdotas a causa de la diferencia entre culturas, a la que pone fin la propia Madame Mallory cuando varios chefs de su restaurante irrumpen vandálicamente en Maison Mumbay con la intención de quemarlo, resultando herido Hassan, el hijo de Papa Kadam, un joven cocinero con un talento natural, que anda un poco colgado de la joven sous chef de Le Saule Pleureur.
Tras ese episodio, Hassan, que ha oído que Madame Mallory contrata a sus potenciales chefs tras probar una tortilla francesa cocinada por ellos, le pregunta si puede cocinar una tortilla para ella a su manera. Al probarla, cómo no, la propietaria no tiene más remedio que rendirse al talento del joven y reconocer su don, invitándole a trabajar para ella, y convirtiéndolo en su protegido.
La poco convencional cocina de Hassan gana muchísimos adeptos, y hace que el restaurante de Madame Mallory consiga su segunda estrella Michelin, y que los ojos de todo el país se posen en el joven chef, que recibe una oferta para trabajar en París, la cual acepta.
Rápidamente, su cocina recibe críticas espectaculares, y todo apunta a que gracias a él, el restaurante en el que trabaja en París conseguirá la tercera estrella, pero Hassan no puede dejar de pensar en su familia y en Marguerite. Decide entonces volver y, junto con Marguerite, iniciar un proyecto común: la compra de una participación en el negocio de Madam Mallory, y hacerse cargo del control operativo, convencido de que conseguirán la tercera estrella Michelin.
Esa noche, Hassan y Marguerite cocinan para todos, en una noche maravillosa con final feliz en el jardín de Maison Mumbai…((viafoodmorning)





Esta pelúcula me gustó por que casi que puedes oler las especias, el cilantro, mientras Hassan cocina, tiene algo especial.
Esta es la recetas de la tortilla, con la que Hassan conquistó a Madame Mallory.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.